jueves, 8 de mayo de 2008

No está de más


La otra tarde, cuando llegué a casa, recogí un par de bolsas de la compra y me puse a plantar unas semillas de albahaca. Alguna vez he estado con una planta de ellas al lado y no se me ha acercado ningún mosquito. Dicen que es porque no les gusta el olor que desprende.

Pues bien, los dos últimos veranos, yo no sé porqué, me han picado los mosquitos dándome unas reacciones bastante considerables. La primera vez que me dio una de éstas fue con el primer picotazo del verano del 2006: se me formó una roncha progresivamente más grande, rosada, caliente, hinchada y dolorosa de lo normal. Muy molesto pero soportable. Pero el verdadero problema vino cuando, al cabo de unos días, me picaron cuatro mosquitos a la vez (o el mismo pero muy hambriento). Los cuatro cercos eran impresionantes pero uno de ellos, en el tobillo, se me empezó a inflamar de una manera tan espectacular y dolía tanto que empecé a preocuparme. Ni con hielo cedía. Esperé unas horas pero la reacción iba a más.

El caso es que me fui a urgencias y me pusieron una inyección de cortisona en el culete (¡eso me dolió...un montón! Casi más que los picotazos. ¡Y la de años que hacía que no me pinchaban en el cuarto trastero!). Salí coja, la pierna no me seguía y dolía mucho pero iba a combatir la inflamación. También me recetaron antihistamínicos y, el verano siguiente, en cuanto me picó el primero, empecé a tomar y, la verdad que mucho mejor.

Al decirle al doctor que, aunque soy propensa a que me piquen, nunca mi cuerpo había reaccionado así, me comentó que quizás el tipo de mosquito es otro (recuerdo que últimamente tenemos aquí al temible "tigre") o que, al haber tenido múltiples picaduras, la cantidad de veneno había sido muy superior a otras ocasiones.

En resumidas cuentas, que esta semana pensé que, para ir preparando el tema y por si acaso, no estaría de más tener mis planticas de albahaca. Plantadas ya están, ahora a esperar que crezcan (digo yo que de cinco macetas, alguna saldrá).

(A propósito, se dice que la mujer es como la albahaca: que si no se la estruja no se le extrae la fragancia.)

5 comentarios:

ICHIDICHI dijo...

Qué crezcan y crezcan!!!y qué se hagan bien hermosas!!!que nos liberen de todos esos pesados mosquitos, tigres y moscones que hay por el mundo!!!!y a ver si este año no hay que ir a visitar al doctor para la cortisona porque no veas lo que duele!!!Pues lo dicho a cuidarse y cuando oigas un ZZZZZZZ de alguno de esos insePtos(ja ja ja)agarra la maceta de albahaca, estrújala bien y no te separes de ella ni un solo minuto!!!ichidichi

CUCURRUCUCUUÚ dijo...

A veces ni con la albahaca dejas de oir ese ZZZZZ de mosquitos que distingue, sobretodo, por las noches a los insectos de las personas!!!!!pero algo ayuda!!!!

bornne dijo...

Déjate, ¡el ZZZZZ de algunas personas es más molesto que el de esos puñeteros insectos! Y eso si que no se soluciona con albahaca. ¡Ni con albahaca, ni boca abajo, ni con algún codacito en momentos de desesperación!

Besos.

maripolsilla dijo...

A mi me da igual la albahaca...
jamás me pican los mosquitos,... como puede ser eso? A veces me haría ilusión que me picara uno,...


Pican pican los mosquitos,
pican con gran disimuloooo, uunos pican en la cara y otros pican en elll..... cuuuuuuuando yo era chiquitita,....

bornne dijo...

¡Y la suerte que tienes!

No sé exactamente porqué será. Se dice que está relacionado con el olor (pero no de la misma manera que lo percibimos los humanos), pero vete tú a saber.

(Y si no pican en ellll ... ¡ya lo hace la jodía cortisona!)

Un abrazo muy fuerte.