domingo, 24 de agosto de 2008

La vida en el pueblo


Nada más llegar al pueblo me pareció como si el tiempo no hubiera pasado para él. Después de doce años (¿doce? Creía que eran menos), casi todo estaba en el mismo lugar y de la misma manera. El mismo horno de pan, las mismas rosquillas, el mismo consultorio, los cuatro bares de siempre, los mismos calamares, la misma carnicería, los mismos chorizos, la misma fuente de "La Hontanilla", las mismas lentejas, los mismos girasoles y las mismas pipas, los mismos ajos, los mismos melones, la misma piscina, las mismas siestas, el mismo calor de las cuatro de la tarde, las mismas noches al fresco (cada uno con su silla), las mismas fiestas, la misma banda, el mismo baile, la misma plaza de toros, el mismo encierre, la misma gente (recordando a los ausentes), la misma churrería, las mismas porras con chocolate, molinos viejos, molinos recientes, las mismas viñas, las mismas casas blancas (y alguna más moderna), las mismas calles (y alguna nueva), el mismo sosiego, la misma vida.

Volvieron a mí recuerdos de la infancia y de la adolescencia. Recuerdos llenos de nostalgia y de alegría.

4 comentarios:

Uno dijo...

Hay lugares donde al tiempo gusta enredarse y no pasar.
Contrasta ese modo de vida más tranquilo y sosegado con el de las grandes ciudades.
¿Te imaginas bajar al portal de un bloque de pisos en Barcelona con la una silla? :-)

Estás imparable últimamente.

Saludillos

Landahlauts dijo...

Preciosos recuerdos.

Así que... tus raíces están aquí, ¿no?

:)

Raquel dijo...

Hola wapa!!!
Lo prometido es deuda y aquí estoy, recién llegada de las vacaciones y leyendo tu blog. ¿Sabes quien soy? Como pista te diré que me encantó veros en el pueblo, comer pizza con vosotras a las 7 de la mañana y jugar al bingo con el fresquete hinojoseño. Os voy a echar de menos.
Te espero en Madrid.

bornne dijo...

Uno, je, je,... Pues oye, no estaría nada mal. En medio de Diagonal, anda que no sería entretenido (aunque más que fresquitos íbamos a volver a casa "ahumaditos" con tanto tubo de escape.

Saludos ;)


Landahlauts, mitad de La Mancha mitad de Navarra, ya vés, catalana de pura cepa ;)

Me ha encantado volver a mis raíces después de tantos años.

Saludos.


Raquel, me alegro mucho de "verte" por aquí. Todo un detalle. Espero que lo hayáis pasado muy bien por la playita.
Ese bingo... a ver si para el año nos lo llevamos (porque espero volver, que no puede ser el estar tanto tiempo sin ir, no).

Un besazo y recuerdos (No dudes que a Madrid me apunto). Espero que vuelvas a mi baulillo ;)